menu Home
Actualidad

González contra La Mañana, por sentirse aludido en Editorial donde refieren a actitudes antidemocráticas y los desvaríos autoritarios de funcionarios torpes y provocadores, profetas de la arrogancia

Matias Gonazalez | 10 junio, 2021

El ridículo multiMinistro del Gabinete provincial, Jorge Abel González, titular de las conferencia de la mesa del COVID-19, que por su monumental soberbia y egocentrismo, y por exclusiva “irresponsabilidad” de Gildo Insfran, se cree dueño y señor, eje central; figura excluyente de los informes de la mesa del COVID, en cuyas Conferencias escracha, agrede, discrimina y provoca cínicamente a todos los que no lo adulan, elogian o alaban.

En ese marco además abrirle simultáneamente los más disimiles frentes de batalla al gobierno que integra, desde la mesa de los informes de la Pandemia y desde el poder que senilmente le confirió Gildo Insfran, agrede permanentemente a la prensa, y se toma el atrevimiento de bastardear periodistas y medios independientes, que resisten a sumarse ciegamente al discurso único del relato feudal, y a la prensa Gildista.

En marco volvió a escrachar al diario La Mañana, menospreció y no respondió la pregunta del cronista del medio decano por sentirse plenamente identificado, en el contenido de la editorial de ese medio.

González, no tiene el derecho de matar al cartero si una noticia no le gusta

González no tiene ningún derecho o poder convertirse en el gran inquisidor, censor o rector de lo que los medios deben escribir, titular y publicar, mucho menos de reprender a los trabajadores de prensa, ni discriminarlos y menos no responderles las preguntas, por lo que publiquen los medios para los que trabajan.

González, por más que Gildo Insfran se lo permita escleróticamente, no tiene por lo menos democracia el derecho de matar al cartero si una noticia no le gusta, González estando al frente de una parodia de Conferencia de Prensa, no tiene el derecho, por más intolerante y autoritario que sea, de contestar una pregunta periodística, según la cara del cliente, según le agrade o no la pregunta, y al medio que representa. Menos de atacar al periodista y reprender al medio como cobardemente lo hizo con La Mañana.

Mirá También:

La Mañana respondió las cínicas provocaciones del Ministro González: “Comerciantes con S”. “Las nubes de la soberbia le impiden al pluriministro identificar la pluralidad de la representatividad de los reclamos”

Mirá También:

González culpó a Bullrich de haber dado fundamentos para los arrestos arbitrarios de los formoseños Ocampo y Olmedo

Mirá También:

Mirá También:

González escrachó hipócrita y vilmente a Motter, para descalificar una columna de La Mañana

Mirá También:

NADO SINCRONIZADO: Con pregunta armada desde el Canal que maneja su mujer, atrincherado detrás de la mesa del Covid, González disparó impunemente contra todos

Editorial del diario La Mañana, que molestó la arrogancia y egocentrismo del poderoso Ministro de Gobierno de Insfran

Monumental desafío para una democracia frágil como la argentina plantea desde hace un año la lucha contra un agente infeccioso microscópico mortífero.

Entre decenas de miles de contagios y cientos de muertes diarias, el coronavirus no solo ha provocado una crisis sanitaria sin precedentes en nuestro país sino que ha colocado en estado convaleciente a los propios gobiernos (nacional y provinciales) nacidos de la voluntad popular, muchos de los cuales soportan actualmente presiones de distinto tipo y se debaten entre flexibilizar algunas actividades económicas o seguir con las restricciones más duras.

Una sociedad agobiada no sólo por las sucesivas cuarentenas, sino además por la enorme falta de tacto y la conducta crispada de muchos de sus funcionarios

Los extremistas, como siempre, hacen su agosto en la coyuntura, dando la impresión, con ciertas actitudes, de querer redefinir la democracia sin consulta previa a la mayoría silenciosa de interesados que, dicho sea de paso, conforma una sociedad agobiada no sólo por las sucesivas cuarentenas, sino además por la enorme falta de tacto y la conducta crispada de muchos de sus funcionarios, dirigentes opositores e incluso formadores de opinión.

Provocaciones que hacen dudar de la voluntad de diálogo que pregonan

Entre provocaciones que hacen dudar de la voluntad de diálogo que pregonan por otro lado, unos y otros atizan el fuego en época de incendios devastadores en campos de la salud, de la economía, de la educación, del trabajo, del salario, etc.

Una Justicia siempre sospechada de falta de independencia, y gobernantes que se enredan en sus propias torpezas, mientras les achacan a terceros las causas de su manifiesta impotencia

Todo sucede en un marco de clara debilidad institucional, con Parlamentos que no están a la altura de las circunstancias, una Justicia siempre sospechada de falta de independencia, y gobernantes que se enredan en sus propias torpezas, mientras les achacan a terceros las causas de su manifiesta impotencia para enfrentar los graves problemas de cada jurisdicción, profundizados por una pandemia cuya segunda ola está dejando las peores cifras de infecciones y decesos.

Alguien ironizó una vez que enfrente del Este siempre estará el Oeste, esa rara paradoja de que los puntos más distantes del accionar político se encuentran en la extraña necesidad de identificar al antagonista que represente el mal y justifique el propio desvarío. Una suerte de Boca-River con todo un pueblo en las tribunas sufriendo las patadas que se prodigan los “enemigos” en la cancha.

Mientras tanto, los ciudadanos/as que ven como día a día se esmerila su calidad de vida se enfrentan no sólo al desempleo y a la pobreza creciente, sino también a los anticuarentena, a la sombra de un Estado que pretende reglamentarlo todo, y al abuso de quienes pueden gambetear los decretos y protocolos por tener los contactos suficientes.

Con profetas de la arrogancia disparando acusaciones infundadas desde mesas oficiales…negacionistas cultores de teorías conspirativas diversas o repentinos animadores del arte escénico

El agobio de la sociedad es público y manifiesto, con profetas de la arrogancia disparando acusaciones infundadas desde mesas oficiales, mientras en la calle legítimas manifestaciones de descontento son malogradas por negacionistas, cultores de teorías conspirativas diversas o repentinos animadores del arte escénico.

Unos y otros abrevan en la misma cultura autoritaria de una democracia que viene enferma desde mucho antes del Covid-19. Es inútil tratar de buscar un culpable. El remedio es la democracia misma, que los argentinos debemos fortalecer con masivas dosis de tolerancia y respeto.

Written by Matias Gonazalez

Comentarios

ESTA PUBLICACIÓN ACTUALMENTE NO TIENE COMENTARIOS.

Deja una respuesta



  • en vivo ahora
  • Facebook
    Facebook Pagelike Widget



  • play_circle_filled

    Radio Parque
    89.3

play_arrow skip_previous skip_next volume_down
playlist_play