menu Home
Actualidad

Informe de un especialista en producción desnuda la mentira gildista de la “Formosa Productiva”

Matias Gonazalez | 30 junio, 2021

El ingeniero agrónomo Rubén Capeletti, conocido en el ambiente productivo de Formosa y en base a su importante bagaje de conocimiento, trazó un amplio panorama de la realidad productiva de Formosa, cuya conclusión nos lleva a un escenario escéptico y poco esperanzador por el gran volumen que llega desde afuera y la escasa actividad provincial en tal sentido.

En una entrevista con “Sin Censura” del Dr. Gabriel Hernández, por 89.3 FM Radio Parque, y antes de ingresar de lleno al tema productivo, sus realidades y cuentas pendientes, Capeletti afirmó que las señoritas nutricionistas que aparecen recurrentemente en los medios de comunicación, tienen más efectividad en su comunicación con la gente que el gobierno provincial, para aconsejar sobre lo que debemos comer.

La radiografía que expuso el profesional nos lleva la confirmación que aquel verso de la “Formosa Productiva” que nos quieren vender con demagogia y muchas mentiras desde el gobierno, se queda tan solo en expresiones de deseos, porque dista mucho lo que se dice con las superficies sembradas. La mayoría de las producciones de frutas, legumbres, verduras y hortalizas, no se producen en Formosa, sino que provienen de lejanos mercados, como la región de Cuyo, la Pampa Húmeda. la Mesopotamia y el NOA.

“Partamos de la base de que los grandes volúmenes de frutas, verdeos, pimientos, cebollas, morrones, ajo y otros, provienen de mercados externos, Formosa produce mandioca, banana, batatas, sandías y tiene déficits en cuanto a algunos verdeos,      que en ocasiones se produce mucho y hay que tirar”, afirmó.

Precisó que las lechugas provienen de la lejana provincia de Mendoza con un largo recorrido que sin dudas, por el corso, se encarecen cuando llegan. “Los productores mendocinos cargan en sus camiones manzanas, otras frutas, apio y lechugas y salen a vender”, destacó.

Capeletti dio a conocer un dato curioso que revela la incapacidad del gobierno para atender estas cuestiones con una adecuada asistencia a los productores locales: Señaló que los zapallos formoseños (cabutos) son los mismos que viajan a Mendoza, entre otras provincias y desde allí regresan a nuestro mercado para ser consumidos ya con un correcto tratamiento de empacado y otras faenas de marketing.

“Eso sucede porque ellos manejan la logística de la producción. En algunas oportunidades los mayoristas llevan estas producciones hacia todos los lugares del país. En estas épocas del año de mucha nieve que produce problemas para la producción, sucede eso que reitero, tiene que ver con la logística. Participan los grandes mayoristas, manejan muy bien todos los casos y van llevando estas producciones hasta los mercados demandantes”, reveló.

Dijo que merced a la logística además hay veces llegan a Formosa lechugas y tomates de Corrientes“Los tomates y otras producciones provienen muchas veces desde Salta también”, remarcó.

El periodista mencionado promovió este informe con el profesional tras las lamentables declaraciones de los miembros del Consejo Covid, quienes afirmaron muy sueltos de cuerpos y libres de pecado, que los malos hábitos alimenticios de los formoseños, con obesidad, diabetes y otros déficits nutricionales, son las causantes de que el coronavirus avance con mayor letalidad entre la población.

Para que una población tenga una adecuada nutrición, con la dieta adecuada, es necesario también tener en cuenta los precios de lo que conforman la canasta alimentaria que puedan contrarrestar esos factores negativos. Y se determinó con este informe con Capalleti, que los costos son muy elevados para los flacos bolsillos de los formoseños, y que se diluyen así las chances concretas de acceder a un plato de comida apropiada.

Son caros los productos que llegan desde lejanos y activos centros de producción y por lo tanto, es difícil que vaya a estar en la mesa de algún formoseño, atosigado por salarios miserables que son los más bajos del país.

Para colmo en esta provincia donde se aliente y se practica la dependencia del estado y el clientelismo, el gobierno de Gildo Insfrán no está en condiciones por inoperante o por ideología propia, volcar la mirada hacia la producción por lo menos para la subsistencia y venta de los excedentes.

No está en el manual gildista el tema productivo y mucho menos el trabajo. No aparecen la asistencia financiera ni técnica para el desarrollo del campo en su aspecto agrícola. Mucho menos sucede esto con la producción pecuaria para carnes y lácteos. Es decir, que su ausencia es notoria en todos los rubros de la producción primaria, donde según ellos, en la propaganda se la presenta como la “Formosa Productiva” y mencionan dentro de este ambiguo lema, la actividad forestal, industrial, etc.

Los grandes volúmenes de productos febrilmente producidas en otras provincias que llegan a diario al mercado formoseño con precios altos, y las interminables áreas sin cultivos, son pruebas calificadas para desmentir una más de las mentiras gildistas.

 

 

 

 

 

 

Written by Matias Gonazalez

Comentarios

ESTA PUBLICACIÓN ACTUALMENTE NO TIENE COMENTARIOS.

Deja una respuesta






  • play_circle_filled

    Radio Parque
    89.3

play_arrow skip_previous skip_next volume_down
playlist_play